Una guía de salud para universitarios ocupados

La universidad es un momento exigente en el que los estudiantes tienen que hacer malabares con muchas cosas, incluidas las clases, el estudio, becas, el atletismo y el mantenimiento de una vida social. 

A veces, los estudiantes quedan tan atrapados en estos aspectos que se olvidan de cuidar de sí mismos. Es un momento importante para desarrollar hábitos saludables porque pueden afectar sus estudios y su arduo trabajo.

Recopilamos algunos consejos para una vida saludable para ayudarlo a rendir al máximo durante su experiencia universitaria.

1. Vete a la cama temprano

Es muy poco común que los estudiantes universitarios tengan un horario regular para acostarse. A menudo sobreviven con siestas energéticas y Starbucks para pasar el día, y se quedan dormidos a las 3 am. Si bien puede sobrevivir con un horario como este, no trabajará a su máximo potencial. 

Asegurarse de dormir ocho horas es vital. En lugar de tomar siestas energéticas y pasar horas evitando tu tarea desplazándose por Instagram durante el día, utiliza los bolsillos de tu día que tienes libres para estudiar, socializar y terminar la tarea. De esa manera, cuando se dirija a la cama, podrá conciliar el sueño sabiendo que tuvo un día productivo y satisfactorio.

2. Encuentra tiempo para ti

A menudo, las personas se encuentran sin lograr sus objetivos porque están agotadas y estresadas. Sienten que nunca tienen tiempo para las actividades que disfrutan. Lo que en realidad está sucediendo es que no están priorizando dedicar tiempo a esas actividades alegres. 

Para algunas personas, esto podría significar comprometerse con una clase de yoga cada semana, encontrar unas horas para tener una sesión de improvisación con sus hermanos, o tal vez simplemente leer un libro y tomar café. Cualquiera que sea su momento feliz, debe dedicarlo de manera constante todas las semanas.

3. Rodéate de personas que respeten tus metas

Rodearse de compañeros de estudios o colegas que te apoyen y apoyen tus objetivos hará que sea más fácil alcanzarlos. Ellos estarán allí para hacerte responsable y motivarte a tener éxito porque realmente quieren que lo hagas.

4. Escriba sus metas y manténgalas en lugares donde las vea

Los estudios demuestran que cuando escribes las cosas, es más probable que las recuerdes. Hacer esto con sus metas le recordará sus prioridades personales. Colocarlos estratégicamente en lugares donde los verá (es decir, el espejo del baño, el tablero de su automóvil, en el monitor de su computadora) le servirá como un recordatorio constante de hacia lo que está trabajando.

5. Date tiempo

Los grandes objetivos no suceden de la noche a la mañana. Mantenerse paciente y trabajar duro dará sus frutos al final. Uno de los errores más grandes que puede cometer una persona es frustrarse con resultados lentos y darse por vencido. ¡No hagas esto! Logre sus metas, un día a la vez.